Datos personales

Mi foto

Hola a todos,de mi vida hice una carta mal escrita,hasta que llegò Jesùs ,hace unos doce años,a pesar de un pasado aciago,con muchos errores y desaciertos,logre afianzar mi vida,al recibir la sanidad que viene de Dios,de trotamundo,empresario,romantico,y cabezudo,hoy por la misericordia de Dios,fuè hecho predicador del Evangelio,pastor y hago periodismo evangelico,escribo temas espiratuales desde la optica Evangèlica,una palabra,solamente PERDON a los que dañè.
alcances evangelicos

miércoles, 31 de agosto de 2011

Estado de emergencia tras Irene,Más de cinco millones de hogares y negocios siguen sin electricidad y en Vermont las inundaciones han sido récord.




Estados Unidos RSS Feeds RSS

 31 de agosto de 2011

Estado de emergencia tras Irene

Algunas consultoras privadas estiman que los daños materiales causados rondan los $10.000 millones de dólares.

Foto: Reuters
En Rodanthe, en la costa de Cape Hatteras, los daños fueron extraordinarios.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama declaró zona de "desastre" para varias áreas inundadas en los estados de Nueva York y Carolina del Norte.
La declaración facilitará la gestión de las ayudas necesarias para hacer frente a los daños provocados por el huracán Irene, informó la Casa Blanca.
En lo inmediato, la declaración no incluye al norteño estado de Vermont, también muy afectado por las inundaciones causadas por "Irene", ni a Nueva Jersey, cuyo gobernador, Chris Christie, pidió al presidente Obama que considerara declarrar "zona de desastre" a su territorio para poder recibir la asistencia necesaria.
El gobernador de Vermont, Peter Shumlin, dijo que el estado ha sufrido las peores inundaciones del último siglo.
Algunas consultoras privadas estiman que los daños materiales causados rondan los $10.000 millones de dólares.
Mientras tanto, los rescatistas en el noreste de Estados Unidos comenzaron llevar agua y alimentos, por aire, utilizando helicópteros, a miles de personas completamente aisladas por las inundaciones del huracán Irene, en particular en el estado de Vermont.
Al menos una decena de comunidades en Vermont permanecen incomunicadas debido a los daños en las carreteras y puentes, tal como explica Michael Ricci, residente de Woodstock, en Vermont, "el agua en mi patio casi llegaba hasta la casa, que está a unos 3 metros de ese nivel, lo cual es probablemente unos 4 a 6 metros sobre el nivel normal del río. De modo que el agua realmente subió mucho y la fuerza que traía es más allá de toda comprensión".
Más al sur, en Nueva Jersey, fueron rescatadas más de 500 personas de viviendas inundadas, algunas en bote, otras en camión. Bonnie Riddick, quien reside en Lodi, Nueva Jersey decía que "esta es mi segunda inundación en cinco años. Absolutamente, me voy de aquí. Mi apartamento se arruinó completamente. No puedo regresar en un mes, o tal vez dos, hasta que todas las paredes y la red eléctrica se haya reconstruido. Es enervante".
Tres millones de hogares siguen sin servicio eléctrico en la costa este, tres días después que la tormenta Irene pasó por la región más densamente poblada de Estados Unidos, donde viven unos 50 a 60 millones de personas.
Por lo menos 43 personas han muerto debido a Irene en Estados Unidos continental y cinco muertes en el Caribe.

Artículos relacionados

Noticias RSS Feeds RSS


 30 de agosto de 2011

Evalúan daños causados por Irene

Más de cinco millones de hogares y negocios siguen sin electricidad y en Vermont las inundaciones han sido récord.

Foto: AP
Esta mujer en Vermont contempla las ruinas de un viejo molino destruido por Irene.
Muchos residentes en la costa este de EE.UU. siguen haciendo frente a inundaciones e interrupciones del suministro eléctrico sin precedentes días después del paso del huracán Irene.
Luego de tocar tierra por el litoral de Carolina del Norte el fin de semana pasado, a pesar de no haberlo hecho como un huracán de gran magnitud, Irene causó la muerte al menos a 40 personas.
Según las empresas eléctricas en los estados más golpeados podría tomarles más de una semana restablecer el servicio de energía a unos 5 millones de negocios y hogares afectados.
Los destrozos ocasionados por Irene no se comparan con los dejados por Andrew en 1992 o por Katrina, el más detructor de todos los tiempos, que en 2005 dejó pérdidas materiales estimadas en más de $80.000 millones de dólares.
Pero después de cruzar a territorio canadiense el domingo, Irene siguió causando estragos, y en el norte del estado de Vermont se han registrado las peores inundaciones en un siglo.
El presidente Barack Obama instruyó a la agencia federal para el manejo de emergencias, FEMA, por sus siglas en inglés, y a otras dependencias gubernamentales a hacer ”todo lo que puedan” para ayudar a los damnificados.
Este martes, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el de Agricultura, Tom Vilsack, tenían previsto viajar a Carolina del Norte y a Virginia para evaluar los daños, mientras que el director de FEMA, Craig Fugate, iba a Vermont.
Debido a que el huracán tomó rumbo norte bordeando la costa, obligó a evacuar a dos millones y medio de personas y con sus vientos y torrenciales lluvias dañó carreteras, puentes y edificaciones.
Varios aeropuertos cerraron a causa de Irene, miles de vuelos tuvieron que se ser cancelados, y el transporte por tierra también se vio afectado en varios lugares.
En Nueva York, el sistema del metro fue cerrado, por lo que millones de personas se vieron privadas de su principal medio de transportación, aunque la ciudad, la mayor del país, escapó sin grandes daños del huracán.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Hola bienvenido,Dios te bendiga,