Datos personales

Mi foto

Hola a todos,de mi vida hice una carta mal escrita,hasta que llegò Jesùs ,hace unos doce años,a pesar de un pasado aciago,con muchos errores y desaciertos,logre afianzar mi vida,al recibir la sanidad que viene de Dios,de trotamundo,empresario,romantico,y cabezudo,hoy por la misericordia de Dios,fuè hecho predicador del Evangelio,pastor y hago periodismo evangelico,escribo temas espiratuales desde la optica Evangèlica,una palabra,solamente PERDON a los que dañè.
alcances evangelicos

lunes, 25 de julio de 2011

ANY WINHAUSE SU FAMA,5 PREMIO GRAMIS,LLENA DE TODO Y OLVIDADA EN SU SOLEDAD



 La autopsia no aclaró la causa de la muerte de Amy Winehouse


Lunes 25 de Julio de 2011 14:47 | Scotland Yard dice que hay que esperar entre dos y cuatro semanas a los resultados de las pruebas toxicológicas.
LONDRES.- Una investigación por la muerte de Amy Winehouse fue aplazada hoy y la policía londinense dijo que habrá que aguardar entre dos y cuatro semanas para saber de qué murió la cantante.

Scotland Yard acaba de dar a conocer los resultados de la primera autopsia practicada al cadaver de la cantante: "Las pruebas no aportan datos concluyentes para establecer una causa formal de la muerte", según publicó el diario El País.

Ahora aguardan que los resultados del examen toxicológico pueda aportar algo de luz a lo que sucedió el sábado, en la casa de Camden Square, donde falleció la artista.

Tras efectuarle una autopsia e investigar la escena de su muerte, la policía señaló que nada parece sospechoso, según dijo el juez de instrucción en una vista de dos minutos.

El cadáver ha sido sometido al análisis forense en la morgue de St Pancrass. El edificio en el mismo barrio de Camden del que la artista era vecina ilustre. Los resultados serán utilizados en la investigación, que está en manos del Tribunal de St Pancrass Corner y que ha aplazado la sesión sobre el caso hasta el 26 de octubre. (Especial)  

La policía investiga si el asesino de Oslo tuvo ayuda de cómplices

Breivik cambia su versión inicial de que actuó solo y habla de dos células activas

ÁLVARO DE CÓZAR | Oslo 25/07/2011
 
El mensaje ultranacionalista y xenófobo con el que Anders Behring Breivik ha querido justificar la matanza el pasado viernes de 76 personas las autoridades han rebajado hoy la cifra de víctimas ha tenido su repuesta junto al Ayuntamiento de Oslo, muy cerca del puerto. Unos 150.000 noruegos de todas las razas se han congregado allí para levantar rosas rojas y blancas, mostrar así su rechazo a los atentados y comunicar al mundo que quieren seguir siendo la sociedad tolerante y abierta por la que son conocidos en todo el mundo.
La marcha de la rosa ha sido un encuentro más que una manifestación; no había rabia ni se gritaban lemas. La mayoría de los allí reunidos ha convenido en que jamás habían visto a tantos noruegos juntos, ni siquiera en un concierto o en la fiesta nacional del 17 de mayo. Había amas de casa, africanos, indios, mujeres con hiyab y hombres con turbante. Miembros del sindicato de funcionarios eran algunos de los pocos que llevaban banderas en las que se podían leer las palabras igualdad, solidaridad y diversidad. Todo lo que el terrorista detesta. "Las calles están llenas de amor", ha dicho el príncipe Haakon de Noruega. "Hemos decidido responder al miedo con unidad. Hemos elegido movilizarnos por nuestros valores. Noruega es un país de luto. Recordamos a todos los que han sufrido pérdidas, desapariciones, y a todos los que han hecho un esfuerzo heroico", ha señalado el heredero de la corona.
La marcha ha salido de los alrededores del Palacio de Justicia de Oslo. Horas antes, Anders Behring Breivik había aparecido por allí para declarar por primera vez ante el juez. Breivik solo ha sido captado fugazmente por las cámaras a su llegada al juzgado. Lo suficiente para que el terrorista, más gordo de lo que se le ha visto en las imágenes publicadas hasta ahora, rapado y sin afeitar, dejara una leve sonrisa orgullosa a los periodistas. Su intento de que la vista fuese pública ha sido en vano, y Behring ha declarado a puerta cerrada que mató a decenas de personas en dos atentados para salvar a "Noruega y al norte de Europa de la amenaza marxista y musulmana". El asesino, que el día anterior había declarado a la policía que había actuado solo, ha declarado ante el juez que cuenta con dos células de apoyo en su organización.
Al finalizar la vista, el juez que instruye el caso, Kim Heger, ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar que el acusado había confesado estar detrás del doble atentado, aunque se había negado a declararse culpable porque consideraba que su acción era necesaria para salvar a Noruega. "Su declaración requiere una investigación adicional", ha señalado el juez. El domingo por la mañana seis personas fueron arrestadas por haber colaborado con Behring, pero fueron liberadas pocas horas después sin cargos. Por ahora, la policía sigue manteniendo la tesis de que fue él solo el que organizó la masacre.
Él, vestido de policía, consiguió pasar los escasos controles policiales que protegen la sede del Gobierno, en el centro de Oslo, y aparcó su cochebomba. Desde allí, viajó a la isla de Utoya y armado con dos rifles fue disparando a todos los jóvenes que se encontró a su paso.
Aun así, la policía sigue analizando todos los detalles que el propio terrorista escribió en el documento de 1.500 páginas que publicó en Internet. En ese texto Behring dice haber mantenido contacto con varios grupos extremistas en el extranjero. Por ahora es la única pista que puede servir para implicar a alguien más.
Todo eso no parece importar mucho ya a los noruegos, que tratan de seguir con sus vidas con una entereza asombrosa. Si no hubiese sido por la cantidad de medios de comunicación congregados en las escaleras del Palacio de Justicia, se habría dicho que se trataba de cualquier lunes normal. Había hasta una boda. La pareja, un hombre y una mujer embarazada, ha sido entrevistada al salir. No parecía importarles haberse casado mientras el mayor asesino de Noruega esperaba a declarar en los calabozos.
A pesar de ello, la vida se para a veces en Oslo. Hoy, la ciudad ha guardado un minuto de silencio a la noruega. Esto quiere decir que no se oía absolutamente nada. Ni un grito, ni un llanto. Los tranvías y los autobuses han parado y apagado los motores. Los tenderos han salido a la calle, los peatones han hecho un alto en su camino y los periodistas han callado por un momento. Desde las escalinatas de la Universidad de Oslo, la familia real noruega, acompañada del primer ministro, ha presidido el minuto. El tiempo ha parecido quedarse suspendido y la vida no ha vuelto a reanudarse hasta que el reloj de la catedral ha marcado las doce y un minuto. Solo entonces, los noruegos volvieron a caminar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola bienvenido,Dios te bendiga,