Datos personales

Mi foto

Hola a todos,de mi vida hice una carta mal escrita,hasta que llegò Jesùs ,hace unos doce años,a pesar de un pasado aciago,con muchos errores y desaciertos,logre afianzar mi vida,al recibir la sanidad que viene de Dios,de trotamundo,empresario,romantico,y cabezudo,hoy por la misericordia de Dios,fuè hecho predicador del Evangelio,pastor y hago periodismo evangelico,escribo temas espiratuales desde la optica Evangèlica,una palabra,solamente PERDON a los que dañè.
alcances evangelicos

jueves, 5 de enero de 2012

choque entre EE.UU. e Irán dispara el precio del petróleo,MAS DE 500 EMPLEADOS PODRÌAN QUEDAR SIN EMPLEO EN SANTA FE










 

 

El choque entre EE.UU. e Irán dispara el precio del petróleo

Es una mala noticia para los países exportadores. El valor del fluido escaló en los últimos días hasta 113 dólares. El salto es por el embargo petrolero contra el país persa y la amenaza de Teherán de bloquear el estratégico estrecho de Ormuz.
MALA NOTICIA. EN LA BOLSA DE NUEVA YORK EL BARRIL DE PETRÓLEO SUBIÓ FIRMEMENTE Y ACABÓ CERRANDO A US$ 113,7.
LONDRES Y BRUSELAS. AFP, EFE, AP Y DPA - 05/01/12
El nuevo capítulo petrolero en el conflicto con Irán por su controvertido programa nuclear, que para las potencias occidentales tiene fines militares, ya empezó a repercutir en los mercados internacionales. El precio del fluido escaló abruptamente en los últimos dos días y el costo del barril se ubicó entre 103 y 113 dólares, según la calidad. Esos costos complicarán a los países importadores netos de energía y también puede profundizar la recesión que se insinúa en el norte mundial.


El alza se vincula con dos aspectos. El primero es la reacción al acuerdo alcanzado por los 27 países de la Unión Europea para prohibir las importaciones de petróleo desde Irán, que se podría concretar a partir del 30 de enero. Si bien se trata de una sanción al país asiático por su negativa a detener los ensayos nucleares, implica también una reducción de la disponibilidad de crudo en el mundo. La otra cuestión es la amenaza del país persa de que, si se aplica ese embargo, bloquearán el estrecho de Ormuz, por donde circula el 33 % del petróleo del mundo.


La tensión alcanzada en la última semana, con cruces de amenazas militares entre Washington y Teherán, llevó ayer a cotizar el barril Brent del mar del Norte en Londres a 113,70 dólares, 1,57 más que el cierre del martes. En Nueva York el Texas subió más de 4% y cerró a 103,74 dólares, un nivel inédito desde mayo pasado. En Irán, el ministro de Petróleo, Rostam Qasemi, echó más leña al fuego al advertir que, si se concretan las sanciones, el precio del barril podría llegar hasta los 200 dólares, un valor que espanta a cualquier importador.


La suba del crudo beneficia momentáneamente a los principales países productores, pero perjudica sensiblemente a las economías más dependientes, especialmente en este momento donde muchos gobiernos están tratando de frenar los déficits y enfrentar la crisis global. Por eso hubo tantas discusiones en el seno de la Unión Europea sobre la conveniencia de aplicar sanciones a Irán.


EE.UU. y los países de la UE vienen sosteniendo que el programa nuclear de Teherán tiene como objetivo desarrollar armas atómicas. Los iraníes responden que el único fin de ese complejo proyecto es poder contar con otra fuente de energía. La disputa se tensó esta semana. Después de advertir sobre un posible bloqueo del paso de Ormuz, Irán realizó maniobras navales en la región que duraron 10 días. Washington, en una demostración de fuerza, desplazó a través del estrecho un portaaviones y dos naves de guerra. Esto provocó una dura reacción de Irán que advirtió que no iba a permitir que buques de guerra estadounidenses cruzaran por el lugar frente a sus costas. Pero la Casa Blanca repuso que sus buques seguirán navegando para garantizar la libre circulación por ese paso estratégico.


Ayer, el ministro de Defensa iraní, general Ahmad Vahidi, reiteró que “la presencia de fuerzas no regionales en el Golfo Pérsico es nociva y sólo puede crear disturbios”. Remarcó que “Irán hará todo lo posible para preservar la seguridad en el estrecho de Ormuz”.


El estrecho es un paso que utilizan todos los países que limitan con el Golfo Pérsico para transportar su petróleo al resto del mundo. Por allí circulan unos 15,5 millones de barriles diarios. La mayor parte de ese crudo tiene como destino China, Japón, EE.UU. y Europa Occidental. Si bien esa franja de agua está bajo jurisdicción de Irán y Omán, por ser un paso clave del comercio marítimo está regido por leyes internacionales. En su punto más angosto tiene un poco más de 50 kilómetros de extensión. La fuerza naval iraní puede bloquearlo, pero para ello necesitaría llevar adelante una decidida acción militar que acarrearía un enfrentamiento con las principales potencias.


Los temores y las especulaciones sobre un escenario de este tipo impulsaron el costo del crudo. Una mala noticia para las naciones que deben importar el fluido pero que anticipa mayores dificultades en un año que se espera se profundice la crisis global iniciada en 2008 y que está acorralando a las economías del norte mundial.


Cerrará el frigorífico Swift de Venado Tuerto 

Cerrará el frigorífico Swift de Venado Tuerto
El intendente de esa localidad, José Luis Freyre, confirmó que la empresa piensa "cerrar la planta". El hecho abre "un panorama complicadísimo", debido a que la empresa es la fuente laboral de 500 personas. El gobierno santafesino prohibió los despidos
Las declaraciones de Freyre tuvieron lugar al término de una reunión que mantuvo en la ciudad de Buenos Aires con directivos del frigorífico JBS Swift, de capitales brasileños, y funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación.
"La empresa nos comunicó la decisión de cerrar la planta en nuestra ciudad", dijo Freyre, para agregar que "el panorama es complicadísimo" y que el encuentro se desarrolló "con un alto grado de tensión al analizar un tema tan complejo como este, en el que está en juego la fuente laboral de más de 500 personas, y, por ende, el bienestar de sus familias".
En declaraciones formuladas al portal rosarino Punto Biz, el intendente dijo que "la gente de la empresa nos contó cómo es el tema del flujo de inversiones y los costos, lo que están perdiendo por el mantenimiento de la planta de Venado y las otras en las que tienen problemas. Nosotros les hablamos del problema de las familias que no van a tener un salario".
"Hicimos mucho para que el Swift pudiera de manera cómoda y dinámica instalarse en nuestra ciudad. Nos hicimos cargo de costos operativos de mantenimiento y de situaciones tanto impositivas como de organización. En este marco de convivencia, nos tendrían que haber anticipado lo que se avecinaba", puntualizó.
Por otra parte, el titular de la cartera de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, señaló: "Nosotros no vamos a dejar solos a los trabajadores en esta instancia y para mañana se ha convocado a las partes para buscar una solución al conflicto".
El ministro dijo que en esta convocatoria de audiencia incluye una prohibición de los despidos y de retiros voluntarios. Y añadió: "Vamos a usar todas las facultades legales que tenemos para encauzar este conflicto".
El problema del cierre de la planta de Swift en Venado Tuerto comenzó en el inicio de esta semana. Desde hace 20 días que no se faena y la empresa ofreció a sus 517 operarios la posibilidad de retiro voluntario. Actualmente la garantía horaria bajo la cual se encuentran sus operarios expira el 10 de enero próximo.
Fuente: DyN
Posteá tu comentario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola bienvenido,Dios te bendiga,