Datos personales

Mi foto

Hola a todos,de mi vida hice una carta mal escrita,hasta que llegò Jesùs ,hace unos doce años,a pesar de un pasado aciago,con muchos errores y desaciertos,logre afianzar mi vida,al recibir la sanidad que viene de Dios,de trotamundo,empresario,romantico,y cabezudo,hoy por la misericordia de Dios,fuè hecho predicador del Evangelio,pastor y hago periodismo evangelico,escribo temas espiratuales desde la optica Evangèlica,una palabra,solamente PERDON a los que dañè.
alcances evangelicos

miércoles, 27 de julio de 2011

VEAMOS AL PLANETA DESDE LA OPTICA REALISTA,LAS BOLSAS DEL M UNDO CAYERON ANTES EL INMINENTE DEFOUT DE EE.UU.





Click here to find out more!

Un default en Estados Unidos pondría a la Argentina en una encrucijada

Por Martín Kanenguiser
Especial para lanacion.com

Miércoles 27 de julio de 2011 | 15:01  (actualizado a las 15:10)
Si se concretara la cesación de pagos de Estados Unidos, habrá que analizar su magnitud para determinar su impacto sobre la economía argentina.
Si fuera un problema de pocos días, posiblemente haya una fuerte caída de acciones y bonos locales, que luego podrían rebotar si prima la cordura en la oposición de la derecha republicana.
Si en cambio el desacuerdo persiste por un plazo prolongado, hay varios factores que pueden poner en riesgo el alto crecimiento que persiste en la economía argentina y potenciar sus factores de riesgo, como el desarreglo de las cuentas externas y fiscales.
Lo primero que habrá que observar es la actitud de China, el gran acreedor externo de los Estados Unidos, ya que una venta masiva de los bonos norteamericanos podría causar un efecto de pánico importante en los mercados, como ocurrió en 2008.
La decisión de algunas compañías argentinas de no emitir deuda en el exterior refleja este temor.
Pero el mayor problema es si el "efecto contagio" se traslada a la economía real de China y por lo tanto genera una caída en el precio y los volúmenes de las materias primas que exporta la Argentina.
En el oficialismo y en el mercado se preguntan, por lo tanto, si habrá margen en un contexto más negativo para hacer los deberes sugeridos por varios ministros del gabinete y que la presidenta Cristina Kirchner quiere postergar hasta después de las elecciones de octubre: arreglar el Indec, la deuda con el Club de París, eventualmente volver al mercado, e ir reduciendo la inflación gradualmente, sobre todo con política fiscal, bajando los subsidios a las tarifas públicas. Y ninguno se atreve a responder qué puede pasar si el Gobierno se queda de brazos cruzados, confiando en la "fortaleza" del modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola bienvenido,Dios te bendiga,